El Cesto y El Agua
1 marzo, 2017
Lo que me mantiene
29 agosto, 2017
Mostrar todo

Después de 7 años de Yoga: Una Reflexión

Candelas Díaz Sanz, alumna de Asana Yoga desde 2010

Creo que he asimilado/aprendido la parte más práctica de las âsana-s, es decir: como hay que ponerse físicamente, como realizar los movimientos, como llevar la respiración etc. Aunque nunca se llega a hacerlo tan perfecto que no se pueda aprender más, pues cada día descubres que en tal o cual postura, el brazo o la pierna o la cabeza se puede poner mejor, y que este o aquel movimiento hecho de una nueva manera es más cómodo, más sencillo, más natural.

He descubierto  que las âsana-s no son solo movimientos físicos sino que mueven algo más. Cuando entre postura y postura me paro a escucharme, algo pasa, algo se siente, algo que no se puede definir ni como bueno ni como malo, simplemente pasa.

Esto ha ido filtrándose también a la vida fuera de la práctica.

He ido notando ¿serenidad? ¿calma?¿capacidad para poner las cosas en el sitio que deben estar?

La vida va apareciendo como algo agradable, bonito y que merece la pena disfrutar.

Leyendo esto puede parecer que estoy en un mundo feliz y que no existen los problemas, ni los quebraderos de cabeza, ni las relaciones conflictivas. Pero no es así, la vida viene con lo que viene, y hay problemas, disgustos, días malos, momentos críticos… La cuestión es cómo una se enfrenta a todo esto. Y el hacerlo de esta manera más relajada, tranquila, positiva, que no se hace de una manera “reflexiva o consciente”, sino que es algo que pasa poco a poco, llega de un modo casi imperceptible De repente un día dices “anda, ha ocurrido este problema, está situación y he reaccionado tranquilamente, estoy en paz”.

Y todo esto anima y ayuda a seguir adelante, a no rendirse a la pereza, y no rendirse esos días en los que cuando acabas la práctica dices “¿pero qué ha pasado?” No he sido capaz de concentrarme ni un segundo. Mi cabeza ha estado todo el rato fuera de lugar, vagando en sus cosas”. Pues estos días no han conseguido desanimarme ya que me acordaba de ti Santiago, que nos habías dicho que esas prácticas eran tanto o todavía más válidas como aquellas en las que conseguimos centrarnos. Y recordando esas palabras me sentía reconfortada y al día siguiente volvía a mi esterilla.

Conseguí:

  • Vencer la dificultad del ejercicio físico
  • Llevar más o menos, acompasada la respiración
  • Tener consciencia de lo que estaba haciendo
  • No desanimarme cuando las cosas no salían como “esperaba”
  • Ser constante diariamente en la práctica
  • Sentarme bien en la respiración
  • Escuchar con atención y entrega los sutras

Y así llegué a disfrutar de “esos segundos mágicos” que aparecen de vez en cuando. Esos momentos en que sientes que la práctica, el cuerpo, la respiración, la mente, el más acá y el más allá, son todo uno.

No se pueden diferenciar las partes, hay una única sensación, un único estado y dices “ESTO ES”. Dura segundos y aparece cuando quiere, pero sé que está ahí, que si continúo, esos segundos se alargarán y se filtraran dentro, que mi vida será más ¿sencilla? ¿tranquila?¿feliz?

Todo esto gracias al abandono, a la confianza, al dejarse llevar. Y he de decir que esta es una de las cosas que más me ha costado, por qué “yo soy muy lista” y con cuatro indicaciones ya sé cómo lo tengo que hacer. Pero se nos habla machaconamente del dejarse llevar, de abandonarse, de confiar en los profesores, y poco a poco descubres que ésta es una de las bases fundamentales para avanzar y cuanto más confías más avanzas, aunque esto sea algo doloroso pues hay que ir despojándose de actitudes y pensamientos que se han afincado en nuestro ser a lo largo de toda nuestra vida.

Y todo esto mejora mi relación con los y las demás y eso ya es la guinda del pastel.

Candelas Díaz Sanz
Mayo 2017

Santiago Cogolludo Fernández
Santiago Cogolludo Fernández
Profesor de Yoga y de Yoga Terapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 

Asana Yoga Newsletter

Déjanos tu email y te mantendremos informado de nuestras actividades

Nunca compartiremos tu email con nadie y solo te haremos llegar info de Asana Yoga