T.K.V. Desikachar: Algunas Cualidades del Yoga
5 septiembre, 2017
CLAUDE MARECHAL: Seminario el 8, 9, 10 y 11 de febrero de 2018
4 diciembre, 2017
Mostrar todo

El Canto Védico

Es un excelente medio para favorecer las relaciones y todas las formas de comunicación. Al igual que el yoga, el canto védico debe ser considerado como un instrumento y debe ser utilizado como tal. El canto védico nos lleva a la fuente de la tradición védica, una tradición, mucho más amplia que la que hoy denominamos el “hinduismo”. Ella nos permite el acceso a un reino en el cual ningún “ismo” de carácter religioso fragmenta la visión del todo.

 

Esta visión nos permite un redescubrimiento

En primer lugar: una visión grandiosa de la tierra, de la atmósfera y del cielo, así como el juego harmonioso y recíproco de todas las fuerzas que están en acción en estas esferas.

En segundo lugar: comprender que es posible desarrollar una relación al mismo tiempo serena y atenta con todos los demás seres vivos. Mediante esta disposición natural aparece una gratitud de un género especial. A través del vínculo de confianza que se establece con la naturaleza, cada uno de los elementos produce su tributo particular. La tierra proporciona los alimentos, el agua favorece el crecimiento, el fuego transforma e ilumina, el aire permite el movimiento y el espacio produce pulsaciones de la vida y hace vibrar los sonidos. El amor hacia los demás, a la naturaleza y a los animales se traduce en una acción consciente que relaciona el cielo y la tierra.

En tercer lugar: la idea luminosa de una Fuente en donde todo reside bajo cualquier forma de forma inherente, como la energía que crea el movimiento y los actos, la conciencia de que esta Fuente misteriosa se encuentra detrás de toda manifestación eternamente oculta e inaccesible. Y sin embargo, el universo de aquello que existe y del cambio depende enteramente de esta Fuente.

El canto favorece la comunicación entre los seres, la naturaleza y el cielo. Cantar nos lleva a establecer un contacto con la parte más profunda y oculta de nosotros mismos, a aflorar el misterio más allá de las formas y de las palabras. Cuando el canto no es un fin en sí y no se persigue la gloria, se convierte en un medio que fabrica un instrumento de música en el interior de nuestro cuerpo. Cuando esto se produce, el pecho se abre y se eleva alrededor del corazón y el espacio que ahora queda libre vibrará de resonancias. A un nivel más elevado, el canto nos transforma en instrumentos de música que tocan a la gloria de lo Absoluto, ocultos en lo más profundo de nosotros.

Al principio el canto desarrolla nuestra capacidad de atención. También es un medio eficaz para deshacer tensiones a nivel de la cara, los maxilares, la garganta y el pecho. El canto nos invita a aceptar que comentamos errores o que nos corrijan. Nos ayuda también a no tomarnos demasiado en serio. Utilizándolo como un instrumento, facilita la comunicación y hace que las relaciones sean más naturales.

Finalmente el canto es el que nos pone en relación con lo más profundo de  nosotros mismos y con lo que está más allá y nos sobrepasa. El cano une, favorece la claridad y puede curar. Gracias al canto, muchas personas que se habían alejado de su tradición han conseguido acercarse a sus raíces y a sentirse de nuevo a gusto.

 

El canto en Europa

Hay que estar muy atento a introducir el canto de una forma muy conveniente. El canto debería ser siempre un instrumento sin ningún vínculo particular con una religión. En realidad, tampoco existe ninguna relación con el yoga. Dejando de lado el hecho de que el canto védico, al igual que el yoga se basa en esta tradición que ya antiguamente estaba desprovista de cualquier “ismo” y que entonces se le llamaba sanatana dharma, el orden eterno de las cosas.

Yo creo que es necesario conocer un poco la historia de esta tradición antigua y gloriosa de la que surgieron el yoga y el canto védico. Pienso que cualquier profesor de yoga debería conocer mejor y saber más aún que el Yoga-Sûtra es un texto darshana.

Los profesores de yoga también deberían de tener una idea clara de la forma en que el yoga ha llegado y aún está llegando a Europa y a través de qué medios. Desgraciadamente en Europa aún se cree que el yoga consiste en la práctica de una serie de ejercicios acrobáticos o de la puesta en práctica de ciertas creencias religiosas y sectarias. Es a nosotros quienes corresponde modificar esta idea que se ha establecido. Creo que nuestro deber es conocer los hechos históricos relacionados con el yoga.

El yoga ha reencontrado su sentido original como un instrumento y una aplicación cotidiana para hacer frente a los desafíos de la vida gracias a T. Krishnamacharya. Actualmente se mantiene vivo gracias a los esfuerzos de T.K.V. Desikachar y de su familia. Ahora somos nosotros quienes debemos conocer y apreciar esta enseñanza sin confundirla con otras prácticas.

Reproducido con la autorización personal de Chandra Kuffaro

Clases de Canto Védico 2018-2019

Horario: 12:30 a 13:30

1 Septiembre 2018
6 Octubre 2018
3 Noviembre 2018
29 Diciembre 2018
19 Enero 2019
2 Febrero 2019
2 Marzo 2019
20 Abril 2019
4 Mayo 2019
1 Junio 2019
13 Julio 2019
3 Agosto 2019
Santiago Cogolludo Fernández
Santiago Cogolludo Fernández
Profesor de Yoga y de Yoga Terapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 

Asana Yoga Newsletter

Déjanos tu email y te mantendremos informado de nuestras actividades

Nunca compartiremos tu email con nadie y solo te haremos llegar info de Asana Yoga