Después de 7 años de Yoga: Una Reflexión
7 junio, 2017
T.K.V. Desikachar: Algunas Cualidades del Yoga
5 septiembre, 2017
Mostrar todo

Lo que me mantiene

La práctica de YOGA es lo que me mantiene frente a las vicisitudes del día a día. Lo escribo con mayúsculas porque después de casi 6 años practicando, el YOGA tiene una presencia cada vez mayor y más grande en mi vida.

A medida que ha ido pasando el tiempo, me he dado cuenta, de que esta presencia además surge con naturalidad. Me nace de dentro.

Y esto se debe a la repetición de la práctica un día y otro, que hace que el yoga esté integrado mí, y cuando paso por momentos de dificultad, sólo surge la práctica para aliviar el sufrimiento o hacer más llevaderas las diferentes situaciones. Tengo claro que pase lo que pase, siempre puedo volver, al cuerpo, a la respiración, a su observación.

Es como una fina lluvia de Orbayu, Txirimiri o Calabobos. Aparentemente parece que no moja mucho, pero si pasas el suficiente tiempo expuesto a ella, termina empapándote por completo. Algo muy similiar sucede con la práctica.

Y sobre todo cuando me enfrento a momentos de dificultad o zozobra, lo que aparece es la práctica, la observación del cuerpo, de la respiración, el estudio; aunque haya días en los que no me aguante ni yo mismo, o me duela el cuerpo, o no sea capaz de mantener la atención, etc. nada de eso importa, cada práctica (cada gota), te moja. Y un pequeño instante de claridad basta para saber que ha merecido la pena exponerse a la lluvia (practicar).

Así es como el YOGA me ayuda a mantenerme, mantenerme fiel a mí mismo, a seguir los pasos que creo oportunos, a mantenerme flexible con las circunstancias, con los demás y sus acciones y con las mías propias.

Y si me caigo, o me desvío, me ayuda a levantarme, a reemprender el camino hacia delante, y volver al cuerpo, a la respiración, eso siempre está ahí.

También me ayuda a soltar lo que no necesito, y a estar abierto para abrazar lo nuevo que pueda venir.

Y por último, me ayuda a darme cuenta, a ver, a aprender y reconocer lo que hay dentro mí.

Termino con una frase que me gusta mucho y que refleja lo que me aporta la práctica de Yoga, y un poema de creación propia:

“Sea lo que sea que suceda en mi vida, me gustaría que mi corazón y mi alma continuaran abiertos y libres”

 

Afrontando las situaciones

sin dejarme arrastrar por las emociones,

 

Observo con claridad sin implicarme

en acciones que me lleven a alejarme,

 

De lo que soy, de lo que siento,

de aquello que me guía por dentro.

 

Firma: C. Ll.G.

Santiago Cogolludo Fernández
Santiago Cogolludo Fernández
Profesor de Yoga y de Yoga Terapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 

Asana Yoga Newsletter

Déjanos tu email y te mantendremos informado de nuestras actividades

Nunca compartiremos tu email con nadie y solo te haremos llegar info de Asana Yoga