El Yoga actúa contra la depresión, el estrés, la ansiedad
31 marzo, 2016
Yoga para niños: Una semilla para sembrar
6 junio, 2016
Mostrar todo

Me gustaría compartir con vosotros mi pequeño o gran logro, valorarlo vosotros/as

Hace 3 años me diagnosticaron una enfermedad neurológica muy grave según la OMS llamada Encefalitis Miálgica, junto con dos Síndromes Sjögren Primario y Raynaud.

Todas enfermedades autoinmunes de evolución lenta y de origen desconocido, para las que no existe cura, sólo tratamiento para paliar síntomas.

El sistema inmunitario, ataca las células del propio organismo, se convierte en agresor en vez de protegerlo. Atacando todos los órganos internos.

Hay todo tipo de hipótesis y teorías para aburrir, pero lo que sí parece claro, es que estas enfermedades, están relacionadas con un elevado nivel de estrés físico y emocional mantenido en el tiempo como yo tuve.

Surgió un conflicto entre mi cuerpo y mi cerebro,” si no paras tú lo hago yo”. Y así fue, sufrí una pérdida total de energía vital, que me mantuvo más de un año sin poder realizar ningún tipo de  actividad laboral ni personal,  mientras pasaba por casi todos los especialistas del hospital (dermatólogo, reumatólogo, cirugía vascular, cardiólogo, digestivo, neumólogo, medicina interna, neurólogo hematólogo, (seguro que se me olvida alguno…) y por supuesto psiquiatría. Hay que descartar en primer lugar depresión y/o ansiedad.

Pase durante todo este tiempo por pruebas horribilis, tac, resonancias , radiografías, biopsia médula, pulmón, etc. Además de millones de análisis. Tuve que probar un montón de fármacos y padecer sus múltiples efectos secundarios hasta encontrar uno que me ayudo con la astenia.

Fue entonces cuando empecé a practicar yoga. Al principio me cansaba mucho, me dolía todo el cuerpo, no era capaz de seguir ciertas órdenes por mis problemas de memoria y concentración. No retenía izquierda derecha, me perdía al contar. Me temblaban las articulaciones, tenía cambios bruscos de temperatura, escalofríos, fiebre, dolor neuropático, rigidez, fuertes dolores de cabeza, espalda, desorientación, me pesaba todo el cuerpo, es como si llevara una mochila de 50 kl, en la nuca, etc..

Después de más de dos largos años de práctica y trabajo personal, mi cuerpo ha dejado de necesitar la medicación para la astenia.

Hace 2 años que trabajo de nuevo y llevo una vida normal, cuidándome mucho en lo referente al estrés y a la alimentación. Los brotes que me obligaban a meterme en cama durante horas por agotamiento extremo (es como un estado gripal muy fuerte y repentino), han desaparecido, apenas tengo alguno y si aparecen, es por pasarme de actividad.

Ha mejorado mi capacidad de memoria, concentración, orientación, despareció la rigidez, los temblores, los cambios bruscos de temperatura, las jaquecas, etc.

Sigo intentando mantener a raya a esos anticuerpos que atacan a mi organismo destruyéndolo en silencio.

Tengo claro que todo esto no hubiera sido posible sin ASANA, por ello mi agradecimiento a Santiago y a Esther, mis guías en todo este proceso, y como no, al resto de profesores con los que también he compartido algunas clases.

Gracias por su profesionalidad, por su paciencia y discreción, por su cariño, por hacer de ASANA un espacio de yoga en el que durante una hora y media se para el mundo y yo me bajo para parar y poder escucharme en silencio.

Un espacio donde se experimenta algo especial nada más poner un pie.

Creo que todos buscamos algo cuando decidimos iniciarnos en esto, espero que mi experiencia te anime a seguir practicando. Sólo la constancia y la práctica te harán llegar donde tú quieras o necesites llegar.

Muchísimas gracias a todos.

A seguir trabajando…

(perdón por extenderme tanto, pero es difícil resumir tanto síntoma)

MA

Santiago Cogolludo Fernández
Santiago Cogolludo Fernández
Profesor de Yoga y de Yoga Terapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 

Asana Yoga Newsletter

Déjanos tu email y te mantendremos informado de nuestras actividades

Nunca compartiremos tu email con nadie y solo te haremos llegar info de Asana Yoga