La mente no es más que un instrumento
5 noviembre, 2021
Âsana
12 diciembre, 2021
Mostrar todo

PARIṆĀMA

El cambio

Continuamos viviendo vidas guiadas por nuestros deseos: deseo de poder, de prosperidad, de placer, alimentando una y otra vez un fuego insaciable que nos orienta cada vez más hacia afuera.

Algunas causas inmediatas por las qué sufrimos son: El cambio, el deseo insatisfecho, los condicionamientos, el conflicto mental.

Nuestra experiencia del sufrimiento surge: Del miedo a un cambio inminente, miedo a las consecuencias del cambio, la incapacidad para aceptar el cambio, la negación, el deseo de mantener un status que de placer/comodidad, e intentos de evitar o retrasar cambios inevitables.

Pero todo lo que tiene una existencia material está inevitablemente sujeta a cambios.

¿Qué podemos hacer?

Lo único que podemos hacer que nos ayude de manera positiva, es aceptar la realidad de cada momento a medida que se desarrolla: no negar, no rechazar, no reprimir, no pelear, observar objetivamente y aceptar como es en ese momento, no mirar atrás con pesar, ni mirar hacia adelante a lo que será con preocupación. Tanto el arrepentimiento como la preocupación son procesos mentales naturales, pero no nos llevan a ninguna parte.

La aceptación de lo que es… no es apatía o indiferencia. La aceptación proviene de la capacidad de permanecer anclado en el momento presente a medida que se desarrolla, con tranquilidad, con paciencia, observando y no juzgando, afrontando sin temor, sin resistencias, no pelear. No se trata de tener que tomar medidas y obtener el control en ese momento.

El papel del yoga y sus las herramientas

Patanjali nos dice que debemos desarrollar estabilidad (sthira) y facilidad (sukham) en esta y en todas las situaciones en las que nos encontramos.

Para esto propone una doble vía: Prayatna- Saithilya, un esfuerzo gradual e inteligente que reduce progresivamente nuestra resistencia.

Âsana, juega un papel muy importante para cambiar los condicionamientos del cuerpo (samskâra-s).

Prânâyâma, nos enseña a regular conscientemente y alargar la respiración. Es entonces cuando la mente, también comienza un proceso de cambio (Parinâma).

Aunque es difícil cambiar los patrones de ansiedad, estrés y negatividad, no es imposible. Esto llevará tiempo, esfuerzo constante, perseverancia, pero tales cambios positivos pueden ocurrir en la mente.

Los cambios físicos y fisiológicos penetran en lo cognitivo y lo emocional. Si este camino se mantiene, a su vez nos lleva a un estado de aceptación mucho más estable y tranquilo, aprendemos a estar en la realidad y la experiencia de cada momento.

Mantenerse anclado

Una práctica de yoga bien diseñada puede llevarnos paso a paso hacia una conexión más profunda con el inmenso potencial que yace dentro, uniéndonos a un ancla inquebrantable que no se ve afectada por las transiciones externas o lo efímero y fugaz, una quietud y tranquilidad que existe a pesar de todos los cambios.

Los cambios ocurren afuera, una y otra vez. Sin embargo, uno aprende a observar con atención y alinearse con el flujo. Aceptar sin sentir una sensación de limitación o sin sentir la necesidad de cambiar.

Abrazar y aferrarse a este ancla interior, necesariamente requiere que cambiemos nuestros patrones de pensar, hablar, hacer y ser.

Existe la necesidad de dejar de buscar validación y significado en lo externo, en forma de riqueza, estatus, poder, alabanza, fama, aceptación social para facilitar un empoderamiento interno que nace de la claridad, una sabiduría intuitiva y una confianza inquebrantable en uno mismo. Este no es un cambio impulsado por el ego. Es un ancla infalible que encontramos por nosotros mismos, solamente cuando aprendemos a dejarlo ir.

Nrithya Jagannthan. Darshanam, Krisnamacharya Yoga Mandiram.

Esther Jaramago Júarez
Esther Jaramago Júarez
Profesora de Yoga en Asana Yoga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 

Asana Yoga Newsletter

Déjanos tu email y te mantendremos informado de nuestras actividades

Nunca compartiremos tu email con nadie y solo te haremos llegar info de Asana Yoga