“Un Camino hacia la Meditación”
2 junio, 2015
Talleres de Respiración
15 junio, 2015
Mostrar todo

Talleres de Relajación

Durante este curso anual presentaremos diez Talleres de Relajación independientes dirigidos a experimentar y profundizar en esta  herramienta del Yoga tan importante.

La Relajación guiada de grupo da un giro en el presente curso. En los cursos anteriores se dio una visión global de distintas técnicas de relajación. Los nuevos talleres avanzan un paso hacia un conocimiento más profundo de la relajación, como herramienta del Yoga que nos aporta serenidad y consciencia del momento presente.

De esta manera potenciamos los aspectos positivos de nuestra personalidad y reducimos la agitación mental. Creando las condiciones para aprender a gestionar de manera adecuada y positiva el cuerpo, la respiración y las emociones lo cual mejorara la relación con nosotros mismos, con los demás, con nuestras circunstancias y con el entorno.

A través de los Talleres de Relajación desarrollaremos nuestras propias capacidades para alcanzar una salud razonable y una mente estable y equilibrada.

El Yoga es una filosofía basada en la ética, el esfuerzo justo y el abandono. Lo que promueve en la persona una actitud de confianza en sí misma y un estado mental de calma en toda situación.

Esta actitud unifica la práctica, favoreciendo en la persona un estado de atención que permite estar siempre presentes, serenos, preparando la mente para un conocimiento más afinado y profundo de uno mismo.

La Relajación guiada de grupo tiene el objetivo de alcanzar un estado de equilibrio entre cuerpo y mente. El yoga nos ofrece esta herramienta clave para potenciar nuestro equilibrio, a través de una toma de conciencia en la que recuperamos nuestra armonía física y emocional. Es un soltar o un “no hacer” natural, que de alguna manera hemos perdido y ahora podemos recuperar.

Dirigido a cualquier persona, sin importar edad o condición, especialmente a aquellos que quieran conectar consigo mismo. Este trabajo nos aporta calma, tranquilidad y claridad proporcionando una mayor conciencia de nuestros estados de ánimo y potenciando los aspectos positivos de nuestra personalidad. Ayudándonos a superar estados negativos como cansancio, estrés, angustia, enfermedad, desánimo, etc.

El alumno mantiene su autonomía para vivir su propia experiencia de relajación. Durante la práctica podremos ser conscientes de los beneficios inmediatos y más adelante aparecerán efectos a medio y largo plazo.

Buscamos que el organismo por sí mismo con sus propios recursos recupere el equilibrio, la calma, la serenidad y la fortaleza. Para ello es necesario practicar el abandono y confiar en nuestra propia naturaleza, que es sabia y conoce lo que tiene que hacer para devolvernos la confianza.

La curación implica la paz y el discernimiento. Paz y discernimiento son los dos ingredientes imprescindibles del remedio contra la ignorancia. Son las armas del yogui. Estas le permiten progresar hacia la claridad y la tranquilidad interior. La tranquilidad es esencial. De la misma forma que un enfermo necesita que lo tranquilicen, la mente necesita ser pacificada para que una curación espiritual sea posible. De ahí viene la importancia extrema de la relajación que debe acompañar todos los gestos del yoga, en especial su práctica de posturas (âsanas) y de respiración (prânâyâma). Esta última es realmente un arte de pacificación y de la relajación en la vigilancia. Es por ello que el control de la respiración es una de las herramientas más maravillosas a disposición del yogui en su búsqueda de “desenredo”. Pero cuando ésta se crispa en vez de relajarse, ya no pertenece al yoga.

Se trata simplemente de desarrollar un soltarse, de tener cada vez más confianza en los otros y en uno mismo, no querer llevar todo a tu terreno, no pretender tener siempre razón, en una palabra, soltarse, relajarse. Conforme avanzamos en la práctica del yoga, vamos dando mayor importancia a la relajación. Esto no quiere decir que nos entreguemos a la relajación durante horas, sino que la introducimos en todo, cada vez más, esa actitud de no crisparse, de humildad, de dejar pasar, de dejar decir.

La práctica es la base del yoga de la acción. La búsqueda interior está a su servicio, la afina, ajusta y profundiza. La relajación, el abandono, es el lazo indispensable que une estos dos procesos.

Horario: de 12:00 a 13:00 o de 20:30 a 21:30 horas

Precio del Taller solo: Alumnos Asana 3 euros. No Alumnos 6 euros.

La clase de Yoga + el taller: Alumnos 12 euros, No alumnos 18 euros

(La clase de yoga de la mañana es de 10:30 a 11:45 y la de la tarde de 19:00 a 20:15)

Consulta en la web la sección de actividades o llama al 949 21 45 46.

Santiago Cogolludo Fernández
Santiago Cogolludo Fernández
Profesor de Yoga y de Yoga Terapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 

Asana Yoga Newsletter

Déjanos tu email y te mantendremos informado de nuestras actividades

Nunca compartiremos tu email con nadie y solo te haremos llegar info de Asana Yoga