La Meditación, qué es y cómo comenzar
26 octubre, 2015
Mantas para el calor
11 noviembre, 2015
Mostrar todo

Clase Abierta (gratuita)

Os invito a acercaros al yoga, y que comprobéis por vosotros mismos vuestra capacidad para superaros, evolucionar y cambiar hacia lo positivo.

La práctica de Yoga, consta de unos movimientos o posturas (âsanas) sincronizadas con una respiración lenta y fina, frenada en la garganta (Ujjayi). Comenzamos con un calentamiento, después realizamos unas posturas un poco más exigentes y terminamos con una fase descendente que a veces finaliza con una relajación o un ejercicio de control de la respiración (prânâyâma).

Consulta fechas y horarios

En nuestras prácticas no buscamos realizar posturas extraordinarias, el objetivo es adquirir una mayor conciencia del organismo (cuerpo, respiración, mente, sentidos, emociones, etc.). Por lo nos mantenemos dentro de nuestros límites, evitando forzar. En la postura tiene que haber tanto firmeza, como bienestar, para que sea beneficiosa, si no lo hay no estamos en Yoga.

Cada postura se ejecuta de manera consciente, con atención a la respiración, a lo que ocurre en nuestro interior, músculos, articulaciones, tendones, cómo nos sentimos en la postura, que emociones nos surgen etc.

La mejor postura es aquella en la que estamos presentes, en la que toda nuestra atención está en lo que estamos haciendo en ese preciso instante.

En este proceso adquirimos fortaleza, flexibilidad, concentración y un largo etc. de beneficios del Yoga.

La práctica de Yoga se convierte en una experiencia personal, descubrirse, sentirse, experimentarse, esto nos facilita la compresión de nuestro sistema físico y mental.

La constancia, la perseverancia, y la confianza juegan un papel importante para que la práctica de yoga se convierta en la guía de nuestros pasos inciertos. Cuando nos encontramos encerrados en nuestros perjuicios y contradicciones la práctica constante despierta nuestra confianza interior, nos ayuda a soportar las dificultades y nos levanta.

Nos resistimos al cambio, nos estancamos en la comodidad, seguimos viviendo mientras retenemos o contenemos la respiración. Queremos llegar a la meta sin recorrer el camino, sin dar los pasos previos…. yendo desesperadamente hacia fuera en lugar de hacerlo desde el interior con calma, serenidad, con la intensidad y la dirección adecuadas. Esto reduce nuestras posibilidades y destruye gradualmente nuestra libertad de acción, lo que nos produce frustración, ansiedad, incomodidad, sufrimiento. Las consecuencias de esto aparecerán en forma de perturbaciones físicas, respiratorias y psíquicas.

La práctica de yoga actúa sobre los patrones de conducta acumulados en el cuerpo y la mente, proporcionando una exploración única de la relación que existe entre el cuerpo, la respiración y la mente. Lo que nos ayuda a conocernos cada vez mejor.

La fuerza interior que el yoga despierta en cada uno de nosotros es beneficiosa, nos permite volver a encontrar la fortaleza en nuestros auténticos valores.

Se trata de un viaje largo, que requiere de un esfuerzo constante para mantener nuestra práctica, nuestra dirección. Esto forma parte de la experiencia que nos aportará grandes beneficios.

¡Se valiente practica Yoga!

Para más información consulta nuestras diferentes secciones en la web, envía un correo electrónico o llámanos.

Santiago Cogolludo Fernández
Santiago Cogolludo Fernández
Profesor de Yoga y de Yoga Terapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 

Asana Yoga Newsletter

Déjanos tu email y te mantendremos informado de nuestras actividades

Nunca compartiremos tu email con nadie y solo te haremos llegar info de Asana Yoga