Curso de Yoga en el Krishnamacharya Yoga Mandiram, Chennai, India.
10 diciembre, 2015
Mis primeros dos meses en Yoga
21 diciembre, 2015
Mostrar todo

¡Sé Valiente Practica Yoga! ¿Por qué?

Admiro a los que practicáis Yoga una y otra vez, un día tras otro, un año tras otro, por eso a menudo os llamo ¡Valientes! Sois fuente de inspiración para mí, para continuar con mi práctica y mi aprendizaje. Es verdad que en ocasiones surge el desánimo, pero solo los valientes mantienen la práctica. Nos sorprende que, a pesar de que la práctica nos beneficie y nos vaya bien, aparezcan las ganas de dejarlo todo. Se presentan las resistencias: estoy cansado, hace frío, es muy tarde, el trabajo, la familia, el dinero, etc., etc., etc. Son solo resistencias a nuestro progreso, es el juego de nuestra propia mente, nuestro ego, que nos impide progresar. Solo los que resisten este boicoteo, en ocasiones despiadado, de la mente y perseveran en su práctica empiezan a ver resultados. Con resultados me refiero a cambios que se establecen en nuestro interior, no únicamente cambios superficiales como mejorar la postura o estar más tranquilo. Sino cambios en nuestras actitudes, en nuestra forma de ser, en nuestra manera de entender la vida, en nuestras circunstancias, en cómo nos percibimos y el camino que seguimos en nuestra vida.

Por ello únicamente cuando el practicante de Yoga se esfuerza activamente y con determinación por cultivar los buenos hábitos (la concentración, la calma, la paz) y los hace marchar como soldados para ocupar el reino del Ser, aparece la feroz oposición de los malos hábitos: la inconstancia, la inquietud, la ansiedad. Una fuerte oposición al progreso individual que se manifiesta en forma de grandes deseos y rechazos.

El practicante de Yoga principiante y entusiasta, en el calor de su fervor propio del neófito, no es consciente del poder de resistencia que poseen los malos hábitos. Los malos hábitos tampoco se percatan, al principio, de la silenciosa invasión de los buenos hábitos. Sólo cuando el practicante toma una seria determinación y realiza continuados y repetidos esfuerzos por instalar los buenos hábitos en el reino de su conciencia, los malos hábitos se alarman y hacen furiosos intentos por expulsar a los “intrusos”, los buenos hábitos. Los malos hábitos se ponen rabiosos porque ven que su existencia peligra y no quieren desaparecer. Es por esto por lo que cuando avanzamos en nuestro desarrollo interno aparecen las resistencias con una virulencia exagerada. Si antes éramos tranquilos, cuando avanzamos aparecen las tentaciones más extrañas y con una fuerza bestial que intentan y muchas veces consiguen apartarnos de nuestro camino, la práctica de Yoga.

Esto es lo que le ocurre al autocontrol (la conciencia) del practicante. Cuando “la percepción del Ser” lo sitúa entre dos fuerzas contrarias, las del buen discernimiento y las de las malas tendencias sensoriales. El autocontrol contempla sobrecogido a estas fuerzas en oposición, ya que los miembros de ambos bandos son sus propios y queridos hábitos producto de sus actos. Son los buenos y malos hábitos que él mismo ha creado en el transcurso de su vida. A pesar del creciente poder del discernimiento que apoya los buenos hábitos, al autocontrol le resulta difícil y muchas veces muy doloroso, destruir a esos queridos y viejos conocidos que son los malos hábitos. Es doloroso porque nuestro pequeño “yo” nos hace creer que si nuestros “malos” hábitos desaparecen también nosotros desapareceremos, nos moriremos. Obviamente esto es una ilusión, pero nuestro “yo” nos hace creer que esta ilusión es muy verdadera y entonces luchamos desesperadamente para que nuestros malos hábitos pervivan. La mente es muy lista y utiliza mil y una estrategias para convencernos de que las razones que tenemos para abandonar la práctica son “ciertas” y tienen “fundamento”. Pero, lamentablemente esto es erróneo.

¡Sé Valiente Practica Yoga!

Santiago Cogolludo Fernández
Santiago Cogolludo Fernández
Profesor de Yoga y de Yoga Terapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 

Asana Yoga Newsletter

Déjanos tu email y te mantendremos informado de nuestras actividades

Nunca compartiremos tu email con nadie y solo te haremos llegar info de Asana Yoga