Anuloma Ujjayi Prânâyâma, La respiración Tranquilizadora
10 febrero, 2016
Shîtalî y Shîtkari Prânâyâma, La Respiración Refrescante
11 febrero, 2016
Mostrar todo

Viloma Ujjayi Prânâyâma, La Respiración Estimulante

Viloma Ujjayi es una de las seis técnicas respiratorias principales que se describen en el post Prânâyâma, la modulación de la respiración, las otras técnicas respiratorias son: Ujjayi, Anuloma Ujjayi, Pratiloma Ujjayi, Nadi Shodana, Shitali y Shitkari.

IMPORTANTE: Estos apuntes sobre la respiración no son una explicación completa y van dirigidos a los alumnos de Âsana que ya tienen una cierta experiencia y ya han realizado ejercicios respiratorios. Las técnicas de respiración, como las âsanas, también pueden tener efectos negativos por lo que es importante tener la guía de un profesor con experiencia. Si tenéis alguna duda os ruego que me preguntéis.

Etimología. La partícula “vi” se usa para denotar negación o privación, y “loma” significa “pelo”, o “en orden natural”. Por lo que Viloma Ujjayi es la respiración a contra pelo, que va contra la corriente natural de la respiración, de la toma del aliento. Esta técnica favorece el aumento de la capacidad de inspiración y de la retención con los pulmones llenos, pone el organismo en estado de alerta y preparado para la acción.

La técnica consiste en inspirar por la fosa nasal izquierda, parcialmente taponada para frenar la entrada del aire, expulsar por las dos fosas nasales en Ujjayi; inspirar por la fosa nasa derecha, parcialmente taponada, y expulsar por las dos fosas nasales en Ujjayi. Esto constituye un ciclo, que consta de dos respiraciones. Cuando utilizamos la mano en la inspiración no utilizamos el Ujjayi, es decir no frenamos la entrada de aire en la glotis, sino que lo hacemos con los dedos de la mano.

Beneficios: El aumento de nuestra capacidad pulmonar durante la inspiración y la capacidad de retención con los pulmones llenos, nos ponen en alerta y dispuestos para la acción, física o mental. Lo cual nos aporta valor, fortaleza, entereza y confianza en nuestra capacidad para llevar a cabo nuestra actividad cotidiana. Así como la energía necesaria para la ejecución de nuestras acciones, físicas, mentales o emocionales, tales como mantener puntos de vista o posiciones vitales, ya sea ante otras personas o ante nosotros mismos.

La posición clásica de los dedos se hace con mrigi mûdra o “gesto del ciervo”. El pulgar controla el orificio derecho, el anular y el meñique controlan juntos el orificio izquierdo. El índice y el corazón se doblan hacia la palma de la mano.
La mano izquierda sirve para contar los ciclos desplazando el pulgar sobre las falanges. En este caso y como aprendizaje utilizaremos cada dedo como una secuencia con el ritmo que se expone a continuación.
Como aprendizaje os propongo el siguiente ritmo:
Tened en cuenta que la unidad es la inspiración y no cambia. En este ejemplo he puesto la duración de la inspiración de 6 segundos pero podéis cambiarlo y si tenéis alguna dificultad en seguir este ritmo lo podéis variar siempre que la espiración sea igual o mayor que la inspiración, en caso de duda preguntar a profesor. Este ejercicio respiratorio con el ritmo que os sugiero es para que os familiaricéis con la técnica respiratoria (prânâyâma), el ritmo y que aprendáis a contar y llevar los ritmos vosotros mismos.
Santiago Cogolludo Fernández
Santiago Cogolludo Fernández
Profesor de Yoga y de Yoga Terapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 

Asana Yoga Newsletter

Déjanos tu email y te mantendremos informado de nuestras actividades

Nunca compartiremos tu email con nadie y solo te haremos llegar info de Asana Yoga